curia
Dirección: Zuazua #1100 Sur
Colonia: Centro
Municipio: Monterrey
Código Postal: 64000

Obispos

curia
Dirección: Zuazua #1100 Sur
Colonia: Centro
Municipio: Monterrey
Código Postal: 64000

Cancillería

curia
Dirección: Raymundo Jardón 918
Colonia: Centro
Municipio: Monterrey
Código Postal: 64000

Departamento Legal

curia
Dirección: Zuazua 1100 Sur
Colonia: Centro
Municipio: Monterrey
Código Postal: 64000
Tel: (81) 1158 2450

Tesorería

curia
Dirección: Raymundo Jardón 918
Colonia: Centro
Municipio: Monterrey
Código Postal: 64000
Tel: 8111582600

Sistemas de Información Tecnología y Comunicación

Este departamento se encarga de todo lo relacionado con el área de información, tecnología y comunicación de la arquidiócesis buscando ofrecer un mejor servicio tanto a los sacerdotes como a los fieles de nuestra Aquidiócesis.
curia
Dirección: Raymundo Jardón 918
Colonia: Centro
Municipio: Monterrey
Código Postal: 64000

Oficialía de Matrimonios

curia
Dirección: P. Raymundo Jardón #877 Ote.
Colonia: Centro
Municipio: Monterrey
Código Postal: 64000
Tel: 1158-2550

Tribunal Eclesiástico

Es enseñanza constante de la Iglesia que el matrimonio esta ordenando por Dios al bien de los cónyuges, a la manifestación del amor y la ayuda mutua; así como a la generación y educación de los hijos. El matrimonio es indisoluble, es decir, “lo que Dios une no lo separa el hombre”, por lo tanto, la Iglesia no acepta el divorcio, o lo que es lo mismo, la disolución del vínculo matrimonial. Pero para que Dios una el vínculo de los esposos mediante el sacramento del matrimonio, se necesita de ambas partes: El amor, la libertad, la madurez, la sinceridad, el conocimiento de sus obligaciones y derechos; la capacidad de asumir las obligaciones esenciales; no excluir ningún elemento esencial como son la unidad, la fidelidad, la indisolubilidad, no excluir el bien de los hijos, ni la paternidad responsable. Así mismo, no tener ningún impedimento dirimente, ni nada que sea un obstáculo para la celebración valida del matrimonio. Por lo tanto, la Iglesia declara nulo, es decir, invalido el matrimonio religioso celebrado, cuando comprueba que desde el principio no existió verdadero vínculo matrimonial. Esto lo hace a través del Tribunal Eclesiástico competente mediante un proceso jurídico y que lo llevan los siguientes sacerdotes: