Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 275/2020
25 de Junio de 2020

Comunicado

A todos los sacerdotes de nuestra Arquidiócesis, ¡la paz esté con ustedes!

Los saludo con agradecimiento y esperanza. Agradecimiento a Dios por su Providencia en medio de estas circunstancias exigentes en muchos aspectos; agradecimiento a ustedes y a todos nuestros fieles, quienes han asumido con responsabilidad y entusiasmo los protocolos necesarios para la atención en las celebraciones litúrgicas en nuestras iglesias. Esperanza en que el amor de Dios nos fortalecerá y nos capacitará para seguir adelante en la tarea evangelizadora y la construcción del Reino de Dios en medio de la compleja crisis que estamos viviendo.

Para tomar las mejores decisiones en lo relativo a nuestra vida pastoral, hemos de tomar conciencia de que estamos en un momento muy fuerte de los contagios: estos van a la alza y aún no sabemos con certeza cómo serán los siguientes días de esta pandemia. Así, es necesario estar en constante comunicación y escucha de las autoridades estatales de salud, quienes conocen mejor la situación y la interpretan mejor que nosotros, para no cometer imprudencias en los siguientes pasos de reactivaciones de nuestras labores presenciales propias: la evangelización, catequesis y culto divino no los hemos detenido en ningún momento, lo hemos realizado por medios electrónicos, ahora con prudencia analizamos la reactivación de estas actividades de forma presencial. 

Especial consideración merece la reanudación de las catequesis sacramentales y de las celebraciones de Primera Comunión y de Confirmaciones. Para determinar cuándo es conveniente reiniciar presencialmente estas catequesis y celebraciones es necesario tener presente diversos factores: el alza en el número de contagios, la necesidad de permanecer todo lo posible en confinamiento voluntario corresponsable y la naturaleza inquieta de los más pequeños que dificulta el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Así, reitero que para reiniciar estas actividades tendremos que esperar aún más. Al finalizar la primera quincena de julio revisaré esta cuestión, escuchando el consejo de mis Vicarios Generales y mis Vicarios Episcopales, para ver si en ese entonces es conveniente reiniciar ambas actividades presenciales. En tanto, les pido analizar los signos de los tiempos y transmitir a sus Vicarios Episcopales de Zona toda inquietud o comentario que tengan al respecto para que lo lleven a la reunión virtual que con este propósito realizaremos.

El domingo escuchamos al Señor Jesús llamándonos a no tener miedo, pero esto no nos exime de la prudencia que debemos tener. Seamos, pues, pacientes: no es tiempo de reiniciar la catequesis presencial ni las celebraciones de las Primeras Comuniones y de las Confirmaciones. Este es un criterio para todas las instituciones de nuestra iglesia (parroquias, cuasiparroquias, templos, misiones parroquiales, colegios, etc.): es necesario estar unidos en esta determinación para no causar confusiones en la comunidad de fieles ni ser un riesgo de contagio para la comunidad. Así, pues, no es una disposición de libre interpretación, sino que debe ser asumida con obediencia y con la conciencia de ser una sola Iglesia.

Encomiendo toda nuestra acción pastoral a Nuestra Señora del Roble, Patrona Nuestra, para que nos consuele, fortalezca y nos dé valentía para responder a las exigencias del tiempo y al llamado de Dios.

¡Virgen Santísima del Roble, cúbrenos con tu manto!

¡Venerable padre Raymundo Jardón, ruega por nosotros!