Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 780/2019
20 de Septiembre de 2019

Rescripto

Siendo la Iglesia San Juan Diego, dependiente de la Parroquia San Juan Evangelista, un centro de evangelización y vida pastoral bien establecido, a solicitud de su actual rector, Mons. Héctor Bernardo Peña González, he tomado la decisión de conceder la independencia administrativa y pastoral para las labores e iniciativas tomadas por el padre rector de esta iglesia, bajo las siguientes condiciones:

Primero, le concedo al padre rector poder celebrar, en beneficio de todo el pueblo de Dios, las funciones parroquiales descritas en el c. 530: administrar el bautismo, en toda circunstancia, y la confirmación en peligro de muerte, así como el viático, la unción de los enfermos y la bendición apostólica; asistir a los matrimonios e impartir la bendición nupcial; celebrar los funerales, bendecir la pila bautismal en tiempo pascual; y presidir las misa solemne los domingos y fiestas de precepto. Para esto, deberá cumplir con la preparación y requisitos, tanto catequéticos como administrativos, exigidos por el derecho universal, el derecho particular y las legítimas costumbres de nuestra Iglesia.

Segundo, el rector de esta Iglesia llevará los libros establecido por el derecho universal y particular para las comunidades parroquiales: gobierno, bautizos, matrimonios, confirmación, primera comunión y difuntos (c. 535 §1). Registrará, pues, y emitirá acta o constancia, según sea el caso, de todos aquellos actos que así lo exijan. El libro de gobierno deberá iniciar con la transcripción integra del texto de este rescripto.

Tercero, será responsabilidad del padre rector de la Iglesia San Juan Diego llevar la administración de los bienes de dicha iglesia en conformidad con lo prescrito por el derecho civil y el derecho canónico, así como el cumplimiento de todo lo establecido tanto  por la Comisión Diocesana para la Tutela de Menores y Adultos Vulnerables como por cualquier autoridad competente en esta materia, a fin de que dicha iglesia sea un lugar seguro para los niños, niñas y adolescentes que se nos confían.

Por esto, el padre rector deberá entregar a la Curia Pastoral todos los informes necesarios para el control administrativo de la comunidad, así como cumplir con las obligaciones fiscales y aquellas que la ley marca en beneficios de los empleados de esta comunidad (v.gr. seguro social, Infonavit, informes mensuales, etc.). Además, deberá contar con los Consejos de Economía y Pastoral, así como cumplir con la iguala que, de acuerdo a las legítimas costumbres de nuestra Iglesia, se estipule.

Cuarto, el rector de esta Iglesia deberá tomar parte de las reuniones de presbiterio, tanto de decanato como de zona pastoral y generales, entendiendo que esta iglesia está integrada al Decanato María Madre de la Zona Pastoral VI (Monterrey - García), y asumir los acuerdos y compromisos establecidos en estas.

Este rescripto se considerará ejecutado con la lectura pública de su texto integro en las misas del Domingo XXV de Ordinario de este año litúrgico celebradas en la Iglesia San Juan Diego. Además, el Pbro. Leopoldo García Martínez, como párroco de la Parroquia San Juan Evangelista, deberá informar el contenido de este rescripto, al menos sumariamente, a los Consejos de Economía y Pastoral de dicha parroquia y el Pbro. Enrique Franco Cavazos,  como Vicario Episcopal de la Zona Pastoral VI (Monterrey - García), deberá hacer lo propio con los clérigos que prestan su servicio pastoral en dicha zona.