Documentos

Búsqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 649/2019
16 de Agosto de 2019

Rescripto

A toda la Iglesia que peregrina en Monterrey, ¡paz y bien!

Una de las principales preocupaciones que tengo, como Obispo, es que las parroquias, como comunidad de fieles (c. 515 §1), verdaderamente sean comunidad unidas en la fe, la gracia y el culto que conduzcan al desarrollo humano y cristiano de las personas (cf. Apostolorum successores, 211). Así, en los municipios del área metropolitana que presentan una gran explosión demográfica he procurado crear nuevas comunidades parroquiales que faciliten esta integración y tengan en medio de ellas un presbítero que, en unidad con un servidor, sea su pastor (cf. c. 515 §1).

Hace casi 50 años, el 15 de abril de 1972, S.E. Mons. Alfonso Espino y Silva, mi predecesor de feliz memoria, erigió la Parroquia San Eloy para atender las necesidades pastorales de los municipios de Ciénega de Flores y Zuazua, N.L. Esta sufrió el desprendimiento del municipio de Zuazua el 20 de mayo de 1987 cuando se erigió la Parroquia Santa Elena en Zuazua, N.L. Desde entonces no ha sufrido cambios el territorio parroquial, que quedó restringido al municipio de Ciénega de Flores, N.L.

Sin embargo, se ha dado una explosión demográfica que ha separado el municipio en varios polos: el casco municipal, donde está situada la iglesia parroquia; los primeros fraccionamientos de interés social del municipio, al sur de este; y los nuevos fraccionamientos, al norte de municipio. Esto ha hecho que los fieles cristianos que integran la comunidad parroquial se dispersen, llamando mi atención hacia la unidad que puede verse diezmada. El crecimiento ha sido tan grande que, según datos oficiales, la población del municipio, y por lo tanto de los fieles que constituyen la parroquia de San Eloy, ha pasado de 13,307 en 2005 a 15,162 en 2010, hasta llegar a 42,715 en 2015 y continuar en crecimiento. Además, las nuevas colonias al sur del casco municipal, tanto en medios de comunicación como en el pensamiento normal de las personas, se conciben como parte de la mancha urbana en crecimiento.

Teniendo esto en mente, la realidad del crecimiento demográfico y del cambio cultural al pasar de zona rural a urbana, así como el deseo de tener comunidades unidas en la fe, la gracia y el culto, después de haber recibido la propuesta por parte del presbítero Víctor Manuel Martínez Escobedo, párroco de San Eloy, y del reverendo padre Gabriel Alejandro Altamira López, O.F.M., vicario parroquial de San Eloy, así como solicitado el parecer y apoyo del vicario episcopal de esa zona y al decano de ese decanato, y habiendo escuchado al consejo presbiteral (c. 515 §1) he decidido erigir y, por las presentes letras erijo, la

PARROQUIA SAN JUDAS TADEO Y SAN SIMÓN, APÓSTOLES

en Ciénega de Flores, N.L.

con los derechos y deberes que el derecho universal, el derecho particular y las legítimas costumbres de nuestra Iglesia local le conceden.

Los fieles que conformarán esta parroquia serán quienes tengan su domicilio o cuasidomicilio en el territorio comprendido dentro de los siguientes límites: 

Ubicando el encuentro de la carretera libre de Monterrey a Nuevo Laredo (Carretera Federal 85) con el cauce o depresión que divide el primer y segundo sector de la Colonia Real del Sol (acera norte de la Av. Misión) se sigue este al oriente hasta encontrar el límite municipal de Ciénega de Flores. Entonces, se comienza a recorrer este hacia el sur hasta encontrar de nuevo la carretera libre de Monterrey a Nuevo Laredo (Carretera Federal 85) que, considerando la parte oriental) se seguirá al norte hasta llegar al punto de partida.

De esta forma, siendo una lista ilustrativa y no exhaustiva, formarán parte de la nueva parroquia los habitantes de los siguientes asentamientos humanos:

- Villas de Alcalá - Portal de Alcalá
- Valle del Carrizal - San Luis
- Real del Sol 2º Sector - Paseo del Robles
- Vendanova - Portal de las Flores
- Hacienda San Basilio.

Para este fin, decreto el desmembramiento de los fieles de este territorio de la Parroquia San Eloy. Además, la nueva parroquia adquiere el dominio de las siguientes iglesia o terrenos, así como de todo aquello que conforma su mobiliario:

- San Judas y San Simón, apóstoles - Virgen del Carmen y San Ignacio de Loyola
- San Luis Rey - Santos Ángeles Custodios
- Nuestra Señora del Roble - Nuestra Señora de la Merced
- San Basilio.

El nuevo párroco deberá, cuanto antes y con carácter de obligatorio según el derecho universal y las costumbres de nuestra Iglesia, instituir tanto el Consejo de Asuntos Económicos (cf. c. 537) como el Consejo de Pastoral (cf. c. 536 §1). Además de llevar los libros de gobierno, bautismos, matrimonios, confirmaciones, primeras comuniones y difuntos (c. 535 §1). También deberá asegurarse de que se cumpla con todo aquello que el derecho civil exige a las asociaciones religiosas debidamente establecidas y dejar copia certificada de todos estos actos tanto en el Departamento de Asociaciones Religiosas como en la Cancillería de nuestra Curia. Se asegurará, como una urgencia pastoral, de que todos los agentes de pastoral de esta parroquia conozcan la legislación, universal y loca, así como la instrucción diocesana para la tutela de menores y adultos vulnerables, considerándolas para toda la acción pastoral.

Para el sostenimiento del culto, las obras de evangelización y de caridad, la promoción humana y la congrua sustentación del párroco y sus colaboradores se tendrán en cuenta las disposiciones del derecho universal (c. 1260), del derecho particular y las legítimas costumbres de nuestra Iglesia local.

La nueva Parroquia San Judas Tadeo y San Simón, apóstoles, quedará insertada en el Decanato de Marín de la Zona Pastoral XIII (Foránea Norte).

Este rescripto entra en vigor el sábado 17 de agosto de 2019 a partir de la lectura pública de este en la misa que personalmente presidiré en el terreno donde se ubicará la iglesia parroquial de la comunidad en cuestión. En todas las misas del Domingo XX de Ordinario deberá informarse sumariamente de esta erección en todas las parroquias de la Zona Pastoral XIII, en especial en la Parroquia San Eloy de Ciénega de Flores, N.L. Además, la Parroquia de San Judas Tadeo y San Simón, apóstoles, deberá iniciar su libro de gobierno con la transcripción integra de este rescripto, seguido del nombramiento del administrador parroquial, así como la Parroquia de San Eloy hará lo propio en su libro de gobierno.

He decidido nombrar como administrador parroquial de esta parroquia, a quien instalaré en su oficio ese mismo día, al R.P. Gabriel Alejandro Altamira López, O.F.M., hasta ese momento vicario parroquial de la Parroquia San Eloy y promotor de nueva parroquia.

Pidiéndole al padre Gabriel Alejandro vivir en medio de la comunidad, confío será su ministerio pastoral y la entrega de todos los agentes de pastoral que con él colaboraran motivo de unidad de todos los fieles que integran esta nueva comunidad.

A ellos y a todos ustedes los cubra con su manto nuestra amorosa madre la Virgen Santísima del Roble.