Documentos

Busqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
No. 09/2017
Prot. No. 365/2017
14 de Junio de 2017

Circular

A TODA LA IGLESIA QUE PEREGRINA EN MONTERREY: ¡PAZ Y BIEN!

“La misericordia nos impulsa a pasar de lo personal a lo comunitario. Cuando actuamos con misericordia, como en el milagro de los panes, que nacen de la compasión de Jesús por su pueblo y por los extranjeros, los panes se multiplican en la medida en que se comparten". Papa Francisco 2 de junio de 2016.

Muy queridos hermanos y hermanas en el Señor:

¡Reciban un saludo cordial en Cristo Pan de Vida! 

Como cada año, el próximo día 29 de junio celebraremos la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, quienes por encargo del Señor recibieron la misión de conducir los primeros pasos de la Iglesia naciente.
El Papa como Sucesor de San Pedro y Vicario de Cristo es el depositario de las llaves de la Iglesia y pastor del gran rebaño que forma la Iglesia Católica. Es por ello que vela por las necesidades espirituales y materiales de la Iglesia Universal, lo cual es posible gracias al espíritu de fraternidad y solidaridad que existe engtre todos los bautizados. 

Desde la antigüedad, los fieles cristianos han sentido la necesidad de apoyar al Santo Padre en las Obras de caridad. Fue así que nació el Óbolo de San Pedro, que “es la expresión más típica de la participación de todos los fieles en las iniciativas del Obispo de Roma en beneficio de la Iglesia universal. Es un gesto que no sólo tiene valor práctico, sino también una gran fuerza simbólica, como signo de comunión con el Papa y de solicitud por las necesidades de los hermanos; y por eso vuestro servicio posee un valor muy eclesial" (Discurso de S.S. Benedicto XVI a los Socios del Círculo de San Pedro 25 de febrero de 2006).

Nuestra Arquidiócesis de Monterrey, siempre se ha caracterizado por su generosidad, es por ello que nos permitimos disponer que en las Misas de precepto del sábado 24 y domingo 25 de junio, se destine la colecta íntegra al Santo Padre, que le permitirá seguir ofreciendo, la ayuda que requieren tantos hermanos nuestros que viven en pobreza en diferentes partes del mundo y de esta forma hacemos más patente nuestra comunión con él y con toda la Iglesia.

Rogamos a todos los Señores Párrocos y Rectores de Templos, así como a los Institutos de Vida Consagrada, a los Directores de Colegios, dirigentes de Organismos Apostólicos, tengan a bien cumplir con este grato deber del Óbolo de San Pedro.

La colecta del Óbolo de San Pedro, deberá ser entregada en la Tesorería del Arzobispado a la mayor brevedad posible.

Si se cree oportuno, podría realizarse, para las necesidades y gastos ordinarios de la Parroquia, una segunda colecta.

Esta circular deberá ser leída, como es costumbre, en las Misas que se celebren el sábado y domingo siguiente a su recibo.

De antemano agradecemos su colaboración como Iglesia Arquidiocesana de Monterrey 

Dado en la Sede del Arzobispado de Monterrey, a los 14 días del mes de junio del Año del Señor 2017.