Nombra Iglesia venerables a dos adolescentes

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 8 de julio del 2018.- El Papa Francisco ha dado su visto bueno a un decreto de la Congregación de la Causa de los santos que reconoce las virtudes heroicas de 4 laicos del siglo XX, de los cuales dos murieron por enfermedad siendo adolescentes (la madrileña Alexia González-Barros y el italiano Carlo Acutis), otro a los 24 años (Pietro di Vitale) y el cuarto, Giorgio La Pira, que fue alcalde democristiano de Florencia, de 73 años.

Al reconocer la Iglesia que han vivido las virtudes cristianas en grado heroico, pasan de ser “siervos de Dios” a ser “venerables”, y de comprobarse un milagro por su intercesión podrían ser declarados beatos.

Alexia González-Barros murió a los 14 años por un tumor en la columna vertebral. Era la menor de 7 hermanos en una familia del Opus Dei de Madrid. La enfermedad se presentó a los 13 años y la dejó paralítica y con grandes dolores. Ella dejaba admirados a todos con su paz en la enfermedad. Desde el 2004 su cuerpo desacansa en la iglesia de San Martín de Tours en Madrid. Su historia fue llevada al cine en el documental Alexia.

Carlo Acutis murió en el 2006 de leucemia. Destacaba por su amor a la Eucaristía. No falló a misa diaria desde que hizo su primera comunión y después de cada misa, rosario y adoración.

Su madre, Antonia Acutis recuerda que “era un muchacho experto con las computadoras, leía textos de ingeniería informática y dejaba a todos estupefactos, pero este don lo ponía al servicio del voluntariado y lo utilizaba para ayudar a sus amigos. Su gran generosidad lo hacía interesarse en todos: los extranjeros, los discapacitados, los niños, los mendigos.

Otro declarado venerable es Pietro Vitale, quien murió a los 23 años en 1940. Era inteligente y buen estudiante y trató de ser sacerdote, pero su mala salud le dificultó los estudios. Murió en su casa como terciario franciscano.

Giorgio La Pira es el cuarto declarado venerable murió a los 73 años y es el que llegó a más gente con su acción como político, dejando una huella memorable en muchas personas.