Necesario reducir lujos y excesos: arzobispo de Monterrey

“Si tienes dos túnicas, regala una”

Monterrey, N. L. (www.pastoralsiglo21.org) 16 de diciembre.- Debido a que en México 52 millones de personas están por debajo de lo que se necesita para vivir, todos están llamados a reducir lujos y excesos, a sacrificarse para que la gente pueda tener lo necesario, dijo Mons. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey y advirtió que cuando las desigualdades se hacen muy grandes vienen revoluciones.

Nadie puede estar ciego ante la pobreza que existe, añadió en rueda de prensa, refiriéndose a las reducciones de sueldo que busca el Presidente de la República.

“Cada uno tiene que responder a esta inquietud muy válida, moralmente necesaria, que tiene el Presidente, pero cada poder tiene que ver cómo puede responder a esta inquietud y a este grito popular de que ya no quieren excesos de nadie. El pueblo no solamente es pobre, sino ya sabe que es pobre y esto hace que haya una inconformidad y fastidio de la sociedad”, expresó.

A todos nos conviene responder a esta inquietud del gobierno de “los pobres primero y los indígenas primero. La Iglesia Católica quiere respaldar esta preocupación con el respeto que tiene cada poder”.

“Nosotros, los ciudadanos, los miembros de la Iglesia, sacerdotes, obispos, no solamente en México se tiene esta preocupación, es una preocupación del mundo y es la preocupación del Papa, quien nos ha dicho a los sacerdotes: ‘no más príncipes en la Iglesia’. Todos tienen que ser igual en el trato con todo.

“Hay que evitar toda ostentación de lujo porque no va con un sacerdote, así como no va con un servidor público”, exhortó.

“Todos los que por lo alguna razón gozan de excesos, hay que ajustarlos, no porque lo pida el gobierno o mande la ley, sino por generosidad, por la realidad que vive el país”.