Impresionante: Mira lo que le sucedió a la Hostia consagrada en el siglo XIII

La Iglesia Católica celebra la fiesta de Corpus Christi el jueves siguiente de La Santísima Trinidad para conmemorar solemnemente la institución de la Sagrada Eucaristía.

Sigue leyendo y conoce el milagro eucarístico con el que se instituyo la Solemnidad de Corpus Christi:

  1. Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, en el cual contemplamos la presencia real de Jesús en la Eucaristía. Este día recordamos la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena, cuando Jesús convirtió el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre.
  2. Dios utilizó a Santa Juliana de Mont Cornillon para propiciar esta fiesta. Quien nació en Bélgica durante el año 1193. La veneración de Juliana hacia el Santísimo Sacramento era tan grande que añoraba que se tuviera una fiesta especial en su honor.
  3. Juliana tuvo una visión de la Iglesia  bajo la apariencia de luna llena con una mancha negra, que significaba la ausencia de esta solemnidad. Ella le hizo saber a más de una persona, por lo que el obispo Roberto de Thorete invocó un sínodo en 1246, ordenando que la celebración se tuviera el año siguiente
  4. A mediados del siglo XIII el P. Pedro de Praga dudaba de la presencia de Jesús en la Eucaristía, por lo que decidió realizar una peregrinación a Roma y rogar una gracia de fe sobre la tumba de San Pedro.
  5. A su regreso, cuando celebraba la Santa Misa en Bolsena, en la cripta de Santa Cristina, la Sagrada Hostia sangró manchando el corporal con la preciosísima sangre.
  6. La noticia llegó rápidamente cerca de Orvieto, donde se encontraba el Papa Urbano IV, este solicitó el corporal y la venerada reliquia fue llevada en procesión. Se dice que al ver el milagro, el Pontífice se arrodilló frente al corporal y luego se lo mostró a la población.
  7. El 8 de septiembre de 1264 se publicó la bula “Transiturus”, en la cual el Papa Urbano IV ordenó celebrar la solemnidad de “Corpus Christi” el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad, otorgando indulgencias a todos los fieles que asistieran a la santa misa y al oficio.
  8. Durante la Santa Misa, los obispos y sacerdotes convierten realmente el pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo durante la consagración; el proceso es llamado Transubstanciación. La importancia de esta solemnidad es tan grande que un Obispo no puede estar fuera de su diócesis durante “Corpus Christi”, al menos que sea una urgente y grave razón.
  9. La Comunión es recibir a Jesucristo sacramentado en la Eucaristía. La Iglesia manda comulgar al menos una vez al año y comulgar en estado de gracia. De igual manera recibir la Primera Comunión cuando se llega al uso de razón.
  10. La Eucaristía es alimento del alma, especialmente para enfermos y moribundos. Debemos agradecer, adorar y creer ciegamente en la presencia real de Cristo en el Santísimo Sacramento.
  11. En la Iglesia griega la fiesta de “Corpus Christi” es conocida en los calendarios de los sirios, armenios, coptos, melquitas y los rutinios de Galicia, Calabria y Sicilia.
  12. El Papa San Juan Pablo II fue quien llevó la procesión anual del Corpus Christi de la Plaza de San Pedro a las calles de Roma.

La Eucaristía es el regalo más grande que nos ha dado Dios, aun después de su Ascensión a los cielos Jesucristo decidió permanecer en la tierra con nosotros, demostrarnos una vez más su infinito amor en nuestras vidas.