EL DIÁLOGO ES EL ÚNICO CAMINO EN NICARAGUA

Managua, Nicaragua (www.pastoralsiglo21.org) 7 de agosto del 2018.- Para superar la crisis en Nicaragua, la única vía es el diálogo, el cual se ha visto interrumpido luego de acusaciones del presidente Daniel Ortega de que la Iglesia buscaba un golpe de Estado.

Fue el presidente quien pidió a los obispos de Nicaragua ser mediadores y testigos en este proceso, pero a pesar de que los pastores buscan el diálogo, éste se ha interrumpido y por ahora reina una tensa calma en el país.

La lucha de los nicaragüenses por sus derechos humanos ha dejado más de 300 personas muertas y desaparecidas.

reiteró que el diálogo es la única vía para superar la crisis en Nicaragua y recordó que fue el Gobierno de Daniel Ortega el que pidió a los obispos ser mediadores y testigos en este proceso.

“Tal vez no dio los resultados deseados, pero el diálogo está vivo. Y ha habido pasos hacia adelante. El solo hecho de que el presidente se sienta puesto en discusión, lo demuestra. No olvidemos que solo la negociación permitió la realización de una investigación internacional sobre la violencia”, afirmó El Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, al diario Avvenire, de la Conferencia Episcopal Italiana.

Recordó que cuando escuchó el discurso de Ortega del 19 de julio en que llamó “golpistas” a los obispos, fue a arrodillarse delante del Santísimo para pedirle al Señor “que me ayude y no deje que me turbe”. “Me vino a la mente el pasaje de (el Evangelio) San Mateo: ‘Recen por quienes los insultan’. Entonces sentí una paz profunda”, relató.