7 datos que debes saber de la Transfiguración del Señor

El 6 de agosto la Iglesia celebra la fiesta de la Transfiguración del Señor. Cuyo acontecimiento tuvo lugar, aproximadamente, un año antes de la Pasión de Cristo.

Sigue leyendo y conoce 7 datos que debes saber de la Transfiguración del Señor:

  1. La fiesta de la Transfiguración del Señor se celebraba desde la antigüedad en las iglesias de Oriente y Occidente, pero el papa Calixto III la extendió en 1457 para conmemorar la victoria que los cristianos obtuvieron en Belgrado, sobre el conquistador de Constantinopla y enemigo del cristianismo.
  2. Según el relato evangélico, Jesús se transfiguró en el monte Tabor, el cual se encuentra en la Baja Galilea, a 588 metros sobre el nivel del mar. Solamente Pedro, Santiago y Juan fueron participes de este regalo que Jesús les concedió.
  3. La Transfiguración sucedió mientras Jesús oraba. Los apóstoles vieron a Jesús con un resplandor que no se puede describir fácilmente: su rostro brillaba como el sol y sus vestidos eran resplandecientes como la luz.
  4. Moisés y Elías se presentaron ante Jesús para hablar con É acerca de su muerte. Ellos dos son los representantes de la ley y de los profetas, que vienen a dar testimonio de Jesús, quien es el cumplimiento de todo lo que dicen la ley y los profetas. Hablar de la muerte de Jesús es hablar de su amor y de la salvación de todos los hombres. Jesús transfigurado significa amor y salvación.
  5. Seis días antes del día de la Transfiguración, Jesús les había hablado acerca de su Pasión, Muerte y Resurrección, pero ellos no habían entendido a qué se refería. Les había dicho, también, que algunos de los apóstoles verían la gloria de Dios antes de morir.
  6. Pedro, Santiago y Juan experimentaron lo que es el Cielo. El recuerdo de aquellos momentos junto al Señor en el Tabor fueron sin duda de gran ayuda en tantas circunstancias difíciles y dolorosas de la vida de los tres discípulos.
  7. Después de ellos, Dios ha escogido a otros santos para que compartieran esta experiencia antes de morir: Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz, Santa Teresita del Niño Jesús y San Pablo, entre otros. Todos ellos gozaron de gracias especiales que Dios quiso darles y su testimonio nos sirve para proporcionarnos una pequeña idea de lo maravilloso que es el Cielo.

La Transfiguración de Jesús nos enseña a seguir adelante a pesar de las adversidades y el sufrimientocon que sucede en nuestra vida, siempre con la esperanza de que Él nos espera en el cielo y que vale la pena cualquier sufrimiento por alcanzarlo. Dios da su gracia a través de la oración y los sacramentos, con ella puede suplir todas nuestras debilidades.