Documentos

Busqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
No. 13/2018
Prot. No. 830/2018
26 de Octubre de 2018

Circular

A TODA LA IGLESIA QUE PEREGRINA EN MONTERREY

Muy queridos hermanos y hermanas en el Señor:

Les saludo muy cordialmente, con la mirada puesta en el amor y la misericordia de Dios que nos acompaña como Iglesia que peregrina en Monterrey.

El año pasado para la celebración de la 1ª Jornada Mundial de los Pobres en nuestra Arquidiócesis pedí al Padre Miguel Ángel Flores Pesina, del Secretariado de pastoral social, que organizara una acción significativa. Ustedes recordarán que se visitaron cuatro comunidades en situación vulnerable, estas visitas fueron encabezadas por  nosotros los Obispos y nos acompañaron algunos sacerdotes y laicos. Pero no podemos quedarnos solo con acciones significativas aisladas. 

El Santo Padre, en su mensaje para la II Jornada Mundial de los Pobres, que se celebrará el 18 de noviembre, nos pide “no ser indiferentes al grito de dolor” de los más olvidados de la sociedad. He pedido nuevamente al Secretariado de Pastoral Social que trabaje en un modelo de intervención  para que como Iglesia nos hagamos presentes en los lugares más pobres de nuestra Arquidiócesis, para escuchar el grito de los  más necesitados de nuestra comunidad y atenderlos de manera eficiente, sin miedo, sin asco y sin demoras.

Este modelo de intervención comunitario debe estar en perfecta comunión con nuestro Plan Diocesano de Pastoral. El tercer núcleo de dicho plan tiene como objetivo realizar una pastoral misericordiosa, que con los mismos sentimientos de Jesús ofrezca una atención amante a nuestros hermanos pobres.

Para lograr este propósito, es importante contar con las herramientas adecuadas para la evangelización y la dignificación de la persona, por lo que el desarrollo comunitario implica: 

1. Un proceso, porque contiene una progresión de cambios:  pasar de una situación a una mejor.

2. Un método, porque es un camino a recorrer con una finalidad precisa a alcanzar, la transformación social.

3. Un programa, donde se concretizan los pasos del proceso y del método, a través de uso de herramientas adecuadas para el cambio.  

El primer paso de este proyecto de intervención comunitaria, se esta dando en la comunidad de la Isla en Escobedo, N.L., de la Parroquia San Juan Diego, comunidad que asumirá dicho proyecto.   


El próximo domingo 18 de noviembre invito a los 13 Vicarios Episcopales de las Zonas pastorales, acompañados de dos hermanos laicos de su zona, a la celebración eucarística de las 8:30 a.m. en Catedral, donde tendremos una acción significativa para poner en manos de Dios este proyecto. 

Y en este mismo marco, pido a todas las Parroquias y Templos de la Arquidiócesis de Monterrey que se organice una segunda colecta en las misas del XXXIII Domingo de Ordinario (17 y 18 de noviembre), destinada a apoyar la Estrategia de Cáritas Monterrey “Hambre Cero en Nuevo León” cuyo objetivo es ayudar a los neoloneses que se encuentran en la extrema pobreza. Dicha colecta deberá ser entregada en la Tesorería del Arzobispado a la mayor brevedad posible, por los medios ya conocidos.

Finalmente, para que nuestros esfuerzos no queden en una obra humana, pido que en las preces del XXXIII Domingo de Ordinario se incluya la siguiente prez: 

Por nuestro Estado, para que la comunidad en general abramos el corazón a las necesidades de los demás, especialmente de nuestros hermanos que viven en la extrema pobreza, y nos sintamos movidos a colaborar activamente en la erradicación del hambre en Nuevo León. Roguemos al Señor…

Que nuestra Señora del Roble, patrona de la Arquidiócesis de Monterrey, proteja y acompañe nuestro caminar como Iglesia local en bien del pueblo de Dios.