Documentos

Busqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
Prot. No. 635/2018
30 de Agosto de 2018

Comunicado

Celebremos con fe y compromiso

 la “Jornada Mundial de Oración (y Acción) por el cuidado de la Creación

1 de septiembre de 2018

El próximo 1º de septiembre de 2018 celebraremos la IV Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, que al igual que las anteriores jornadas, tiene como objetivo hacer conciencia de lo que es la creación y nuestro compromiso con ella como Cristianos. Además tiene como objetivo particular, según lo expreso el Santo Padre Francisco, “dirigir la atención sobre la cuestión del agua, un bien primario que debe ser protegido y puesto a disposición de todos”.

El amor a Dios y al prójimo va acompañado necesariamente del amor a la creación, porque en ella descubrimos al Creador y la casa común con el hermano. Al descubrir que todo a nuestro alrededor ha sido creado por Dios brota el respeto y el cuidado. 

Como Pastor de la Iglesia Local de Monterrey, quiero invitarlos a que, parroquias, grupos, movimientos, congregaciones, familias y a nivel personal tomemos medidas concretas en beneficio de nuestro planeta y de las generaciones futuras. El amor es creativo, por lo que confío en que cada uno sabrá aterrizar en acciones los buenos deseos. El amor ecológico únicamente perdura cuando se ama a Dios sobre todas las cosas. 

Que esta jornada de oración sea ocasión, no única, para que por parroquia plantemos al menos un árbol, con el compromiso de cuidar de él. Si nos unimos en esta intención, durante el fin de semana tendremos más de 200 árboles en nuestra Arquidiócesis. 

Con grande esperanza en el desarrollo de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, invoquemos a María, la Madre de Dios, y a San Francisco de Asís, inspirador de la ecología integral, para que muevan, con su ejemplo e intercesión, a tantos hombres y mujeres de buena voluntad en nuestra arquidiócesis a ser custodios de lo que Dios nos ha dado.

Dado en la Sede del Arzobispado de Monterrey, a los 30 días del mes de agosto del año del Señor 2018.