Documentos

Busqueda de Documentos

Documentos-Arquidiócesis
Arquidiócesis Logotipo para Documentos
No. 09/2018
Prot. No. 466/2018
19 de Julio de 2018

Circular

A TODOS LOS PRESBÍTEROS, Y A TODA LA IGLESIA QUE PEREGRINA EN MONTERREY: ¡ PAZ Y BIEN !

Apreciables catequistas:

El próximo 19 de agosto celebraremos en la Arquidiócesis de Monterrey el día del Catequista. Motivo que me permite hacerles llegar mi más profunda gratitud por el tiempo que dedican a la formación en la fe en sus comunidades parroquiales y en los colegios de inspiración católica. Agradezco a las personas, que se han esforzado por la formación de los catequistas, agentes eficaces de enseñanza y vivencia de la fe. Ser discípulos es un don destinado a crecer.

Bien ha dicho el Santo Padre Francisco: “Ser catequista es una cosa bellísima”. “Es portar el mensaje de Señor para que crezca en nosotros”. “La catequesis no es un ‘trabajo’ o una tarea externa a la persona del catequista, sino que se ‘es’ catequista y toda la vida gira entorno a esta misión”. “De hecho, ‘ser’ catequista es una vocación de servicio en la Iglesia, lo que se ha recibido como don de parte del Señor debe a su vez transmitirse”.  

Con la presente circular, quiero motivarlos e invitarles, a que promuevan y asistan al Encuentro Arquidiocesano de Catequistas, el próximo 19 de agosto en el Centro de Exposiciones Fundidora (Nave Lewis) iniciando a las 8:30 a.m., para convivir y celebrar el misterio de nuestra fe en la Eucaristía, Dios mediante presidida por un servidor, que nos alimentará y alentará en el envío y compromiso para el inicio del nuevo ciclo.

“Conocemos el gran progreso que se ha hecho en las últimas décadas frente a la discapacidad. La creciente toma de conciencia de la dignidad de cada persona, especialmente de los más débiles, ha llevado a tomar posiciones valientes de inclusión de aquellos que viven con diversas formas de discapacidad, para que nadie se sienta extraño en su propia casa. Y sin embargo, a nivel cultural todavía hay manifestaciones que hieren la dignidad de estas personas por la prevalencia de una falsa concepción de la vida. Una visión a menudo narcisista y utilitaria lleva, por desgracia, a algunos a considerar marginales a las personas con discapacidad, sin percibir en ellas su múltiple riqueza espiritual y humana”. (Discurso del Papa Francisco en un Congreso organizado por el Consejo Pontificio para la promoción de la nueva Evangelización, 21 de octubre de 2017)

En este Encuentro presentamos el libro número 7 ¡Jesucristo, Hijo de Dios! Para personas con alguna discapacidad. El objetivo de este libro es: “Descubrir y experimentar el amor misericordioso de Dios Padre, revelado en Jesucristo nuestro Salvador para que, iluminados por el Espíritu Santo reciban los Sacramentos de Iniciación Cristiana con inspiración catecumenal y sean testigos del Reino.” “El amor del Padre hacia sus hijos más débiles y la continua presencia de Jesús con su Espíritu, dan fe de que toda persona, por limitada que sea, es capaz de crecer en santidad.” (DGC 189).

Que Nuestro Señor Jesucristo siga bendiciendo cada una de sus familias y su entrega como catequistas, sembradores de semillas de fe, y que nuestra Madre, la Virgen del Roble, interceda en beneficio de nuestra Iglesia particular.

Dado en la Sede del Arzobispado de Monterrey, a los 19 días del mes de julio del Año del Señor 2018.