“EL AYUNO NOS DESPIERTA, NOS HACE ESTAR MÁS ATENTOS A DIOS Y AL PRÓJIMO”, ARZOBISPO DE MONTERREY

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 14 de febrero 2018.- Con la celebración de la imposición de la ceniza, este día estaremos iniciando un tiempo especial de interiorización en la Iglesia, por lo cual nuestro Pastor el Arzobispo de Monterrey, nos invita a acercarnos al sacramento de la Reconciliación y poner mayor empeño en la práctica de las obras de misericordia.

“Quiero recordar a todos los fieles que el inicio de la Cuaresma debe ser una oportunidad para renovarnos en la fe y no olvidar que la invitación al ayuno y la abstinencia, tiene como finalidad principal el que todos juntos ofrezcamos un sacrificio, pidiendo perdón por nuestras debilidades, y las de todo el mundo, y el crecimiento de nuestra fe”, señaló Mons. Rogelio.

“El Papa nos invita a no olvidar que también el ayuno es de gran beneficio para nuestro crecimiento espiritual: “El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de Obedecer a Dios, que es único que sacia nuestra hambre”, añadió.

“Asimismo, nos invita a vivir la generosidad con el hermano en la práctica de la limosna, siendo conscientes de que este ejercicio de entrega al hermano, rinde frutos en abundancia”.
Finalmente, el Arzobispo anunció que el próximo 9 y 10 de marzo se llevara a cabo una jornada especial de oración y reconciliación, a la cual se le denomina: “24 horas para el Señor”, apuntando que más adelante se darán a conocer los detalles de esta jornada cuaresmal.
#Cuaresma #Arzobispo