MODELO PASTORAL

Es un sistema organizado que representa concreta y significativamente el paradigma misionero de la Arquidiócesis, guiando el modo en el que se evangeliza y realiza toda acción pastoral, para hacer realidad el proyecto ideal de Iglesia para Monterrey.

La representación concreta y significativa del paradigma misionero de la Arquidiócesis se expresa en los conceptos: Contemplación, Comunidad y Misericordia que, aplicados al Modelo Pastoral, se convierten en los “modos” o la “formas” en las que evangelizamos y realizamos toda acción pastoral.

En la Arquidiócesis de Monterrey la evangelización y la acción pastoral está guiada por el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso, apoyándose para su desarrollo en el Método Teológico Pastoral: Ver, Juzgar y Actuar.

MODO CONTEMPLATIVO DE EVANGELIZACIÓN Y ACCIÓN PASTORAL

Se caracteriza por la identificación, el diálogo y la unión íntima, respetuosa, amorosa, comprensiva, compasiva y solidaria, de los discípulos misioneros, con la realidad que vivimos las personas, las comunidades y la ciudad, iluminados por el Evangelio y la vida de Jesús.

MODO COMUNITARIO DE EVANGELIZACIÓN Y ACCIÓN PASTORAL

Se caracteriza por el encuentro, la corresponsabilidad y la participación cercana, abierta, disponible, creativa, dinámica y madura, de los discípulos misioneros entre sí y con las demás personas, de las comunidades y la ciudad, teniendo el sueño misionero de Jesús y su Evangelio de llegar a todos.

MODO MISERICORDIOSO DE EVANGELIZACIÓN Y ACCIÓN PASTORAL
Se caracteriza por la sensibilidad, la empatía y la compasión interior y exterior, de los discípulos misioneros movidos como Jesús a responder las necesidades más reales en la evangelización y acción pastoral de las personas, las comunidades y la ciudad.

MÉTODO TEOLÓGICO PASTORAL: VER, JUZGAR Y ACTUAR
Como sistema organizado, el Modelo Pastoral Contemplativo, Comunitario y Misericordioso se apoya en el Método Teológico Pastoral: Ver, Juzgar y Actuar para su desarrollo y aplicación.

En el contexto de nuestro Modelo, el Método Ver, Juzgar y Actuar se propone como una revisión de la vida personal y pastoral de los discípulos misioneros, reconociendo lo que se tiene de valioso y lo que es necesario trabajar, asumiendo la responsabilidad que se tiene ante las situaciones concretas de las personas, las comunidades y la ciudad, a ejemplo de Jesús.

Ver, Juzgar y Actuar son acciones íntimamente relacionadas y presentes en todo el proceso que sigue el Modelo Pastoral, de tal modo que queremos Ver, Juzgar y Actuar de modo Contemplativo, Comunitario y Misericordioso, pues solo así podremos cambiar nuestras actitudes más profundas a nivel personal y comunitario para avanzar en el camino de la conversión pastoral y purificar nuestros ojos para Ver como Jesús, sanar nuestro corazón para Juzgar como Jesús y mover nuestros pies para Actuar como Jesús.

NÚCLEOS DE ATENCIÓN PASTORAL

Nuestro Modelo Pastoral considera la ciudad como lugar de encuentro con Dios lleno de oportunidades y desafíos. Es necesario tocar y dejarse tocar por ella, reconociendo el ámbito multicultural y el tejido social que la compone.

Para alcanzar con nuestro servicio evangelizador las realidades más profundas del alma de la ciudad y tomando como base para nuestra reflexión el testimonio de amor, de vida común y de desprendimiento de las primeras comunidades cristianas (Cfr. Hch. 2, 42-47), nos hemos preguntado: ¿cómo estamos amando?, ¿cómo estamos compartiendo la vida? y ¿cómo estamos sirviendo a nuestros hermanos pobres? identificando así tres Núcleos de Atención Pastoral como horizontes de la realidad donde se detiene y se enfoca nuestra mirada para descubrir urgencias pastorales a las que respondemos eclesialmente de manera significativa, creativa y pronta.

Para efectos de nuestro Plan de Pastoral 2017-2019, presentamos tres Núcleos de Atención Pastoral expresados de la siguiente manera: Persona-Familia (2017), Comunidad-Ciudadanía (2018) y Pobreza-Solidaridad (2019) que nos exigen una evangelización y acción pastoral contemplativa, comunitaria y misericordiosa.

INSTRUMENTOS DE APLICACIÓN DEL MODELO PASTORAL

Para poner en práctica el Modelo Pastoral, hemos relacionado los modos de evangelización y acción pastoral: Contemplativo, Comunitario y Misericordioso, con los pasos del Método Teológico Pastoral: Ver, Juzgar y Actuar.

Como resultado de esto desarrollamos tres instrumentos de aplicación del Modelo Pastoral que están íntimamente relacionados y presentes en todo el proceso pastoral.

Conviene metodológicamente separarlos para efectos de identificarlos conocerlos y ponerlos en práctica.

  1. MIRADA PASTORAL: Es la contemplación compasiva y en salida de las personas, las comunidades y la ciudad, que nos hace capaces, como discípulos misioneros, de identificar a Dios en ellas, asumiendo toda su realidad con un corazón misericordioso.
  2. DISCERNIMIENTO COMUNITARIO: Es la iluminación de la mirada pastoral, desde la vida de Jesús y de la Iglesia, que hacemos los discípulos misioneros a través del diálogo fraterno y eclesial, para descubrir lo que Dios nos pide respondiéndole juntos.
  3. PASTORAL MISERICORDIOSA: Es la misión que tenemos como discípulos misioneros de revestir la evangelización y la acción pastoral con la ternura de Dios, quien nos invita a hacer todo el bien posible.

PLAN DE PASTORAL ORGÁNICA

Es la respuesta organizada, entusiasta, consciente e intencional que damos los discípulos misioneros a lo que Dios nos pide, teniendo una mirada común en el servicio evangelizador y la acción pastoral que realizamos en la Arquidiócesis de Monterrey.

  1. OBJETIVO ARQUIDIOCESANO: Es la dirección que tomará la acción pastoral en su conjunto, siendo el propósito por el que los discípulos misioneros caminamos y luchamos.
  2. URGENCIAS PASTORALES: Es la finalidad que concreta el objetivo arquidiocesano en una atención pastoral específica.
  3. ORIENTACIONES PASTORALES: Son las líneas de acción que indican el camino para la elaboración de proyectos pastorales.
  4. PROYECTOS PASTORALES: Son las actividades concretas, interrelacionadas y coordinadas que describen la acción pastoral.

Realizar una pastoral misericordiosa que, a través de la escucha y el diálogo, haga posible el encuentro con todos en la comunidad y la ciudad.

COMUNIDAD ECLESIAL

  1. COMUNICACIÓN: Ejercitarnos en el arte escuchar y dialogar con todos.
  2. FRATERNIDAD:  Salir de nosotros mismos compartiendo la vida y la alegría de caminar juntos.

CIUDADANÍA

  1. CONOCER LA REALIDAD: Mirar compasivamente nuestra ciudad, sus personas y sus acontecimientos
  2. RESPONSABILIDAD SOCIAL: Responsabilizarnos solidariamente de nuestro bien y el de todos, como estilo de vida

COMUNIDAD ECLESIAL

  1. COMUNICACIÓN: Ejercitarnos en el arte escuchar y dialogar con todos.
    -Fomentando la comunicación con Dios como base de la comunicación entre nosotros
    -Formando a los agentes de pastoral en mediación, diálogo y resolución de conflictos.
  2. FRATERNIDAD:  Salir de nosotros mismos compartiendo la vida la alegría de caminar juntos.
    -Favoreciendo el sentido de pertenencia a la comunidad eclesial sin excluir a nadie
    -Promoviendo la cercanía y el conocimiento de las personas de la comunidad

CIUDADANÍA

  1. CONOCER LA REALIDAD: Mirar compasivamente nuestra ciudad, sus personas y sus acontecimientos
    -Sensibilizando a través de experiencias de apostolado y contacto con la realidad de los más necesitados
    -Garantizando que el Evangelio y la misericordia sean nuestros criterios en la atención pastoral de todos
  2. RESPONSABILIDAD SOCIAL: Responsabilizarnos solidariamente de nuestro bien y el de todos, como estilo de vida
    -Formando en la vivencia de los valores cívicos y morales
    -Organizando la atención pastoral a personas y grupos en situación de vulnerabilidad
    -Vinculando a la comunidad eclesial con organismos de la sociedad civil para atender juntos a todos