Arzobispo de Monterrey promulga Plan de Pastoral Orgánica 2018

Con la certeza de que Jesús camina delante de nosotros y Él mismo es, el que nos va abriendo el camino para ser una Iglesia que sale a escuchar y a dialogar con todos, para encontrar así, juntos,  los caminos de un genuino crecimiento, despertando en todos las ansias de responder plenamente al amor de Dios (cfr. EG 171)

El Arzobispo de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera, decretó y aprobó el Plan de Pastoral Orgánica de la Arquidiócesis de Monterrey para el año 2018 y estableció que sea aplicado en toda la arquidiócesis. El cual entrará en vigor a partir del 1 de enero del 2018, con la Solemnidad de Santa María Madre de Dios, en el período 2017-2019.

“Al escucharnos, dialogar y encontrarnos con todos, podremos manifestar los anhelos profundos de nuestro corazón y descubriremos que tenemos muchos sueños comunes que nos hacen cercanos y semejantes. Así, podremos trabajar juntos y participar en la construcción de una sociedad más justa en la que todos tengan un lugar y todos aporten su riqueza”, expresó.

“Este Plan está en profunda comunión con el Plan de Pastoral Orgánica Persona y Familia 2017 y juntos, quieren ser los instrumentos que nos animen y orienten, como Iglesia Diocesana, a tener una mirada común que de organicidad y creatividad a todo nuestro trabajo apostólico. El cual busca ser elemento de comunión para todos: Parroquias, Comunidades de Vida Consagrada, Movimientos Apostólicos y todas las estructuras Diocesanas”, agregó.

Ademas invitó a todas las personas e instituciones a colaboran en la pastoral de la Arquidiócesis a comprometerse con espíritu, en su campo de acción, el objetivo para este año 2018, las urgencias y las orientaciones pastorales en orden a la implementación de proyectos pastorales que busquen manifestar con claridad la Misericordia del Padre.

“Como en otras ocasiones les he comentado, veo providencial que nuestro caminar pastoral sea acompañado de manera especial por el Evangelio de Juan “para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios…” (Jn 20, 23-31). Ya que nuestro Plan quiere provocar proyectos y acciones que fortalezcan nuestra participación en la Comunidad Eclesial y en la Ciudadanía, les pido que, al terminar las Eucaristías Dominicales, leamos con la comunidad el texto Eucarístico de Juan 6, 53-58; pidiéndole a Dios que sea la misma Eucaristía la que nos vaya configurando como Iglesia Arquidiocesana” añadió.

Finalmente, Mons. Rogelio Cabrera, encomendó la difusión, asimilación y proceso de este Plan de Pastoral Orgánica 2018 a Nuestra Señora del Roble, Patrona de Nuestra Arquidiócesis.